"IGUAZU CÍA. DE SEGUROS S.A.

C/AEROLÍNEAS ARGENTINAS Y OTROS"

Sala II, Causa 4078/94 del 7-10-94.

Transporte Aeronáutico: Contractual y Efectivo.


En el presente caso, análogo al anterior, se re­voca la Sentencia de Primera Instancia que había exonerado de responsabilidad al transportista con­tractual.

En Buenos Aires, a los siete días del mes de oc­tubre de mil novecientos noventa y cuatro reunidos en acuerdo los señores Jueces de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Co­mercial Federal, para conocer en recurso interpues­to en autos: "IGUAZÚ CÍA. DE SEGUROS S.A. C/AEROLÍNEAS ARGENTINAS Y OTROS S/FALTANTE Y/O AVERÍA DE CARGA TRANSPORTE AÉREO", respecto de la sentencia de fs. 416/420 vta.. el Tribunal estableció la si­guiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación de­bía ser efectuada en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara doctores Marina Mariani de Vi­dal y Eduardo Vocos Conesa.

A la cuestión planteada, la Señora Juez de Cá­mara doctora MARINA MARIANI DE VIDAL di­jo:

I. Con motivo de los faltantes verificados en una partida compuesta por 10 bultos conteniendo componentes electrónicos, la sentencia de fs. 416/420 condenó a Aerolíneas Argentinas Sociedad del Estado a pagarle a Iguazú Compañía de Segu­ros S.A. -aseguradora de la carga, que actúa subro­gada en los derechos de la consignataria. a quien indemnizó por los daños que dichos faltantes le sig­nificaron- la suma de $ 26.110, con intereses según lo dispuesto en el Considerando V y las costas de la acción entablada contra aquélla, haciéndose extensiva la condena a su aseguradora -Caja Nacional de Ahorro y Seguro-. En cambio, se desestimó -con costas- el reclamo que la actora dirigiera contra Air Express international. por entender que la emisión de guías "hijas" no le confirió el carácter de trans­portadora de la mercancía, tratándose de una em­presa de cargas aéreas que recibe mercaderías de diversos cargadores, consolidándolas y entregando una guía "hija" a cada uno de ellos.

Apelaron la actora. Aerolíneas Argentinas y la Caja Nacional de Ahorro y Seguro. La primera ex­presó agravios a fs. 456 y vta., los que fueron con­testados a fs. 464/465 por Aero Expreso Internacio­nal S.A. A su vez. Aerolíneas Argentinas y su ase­guradora, sustentaron sus recursos con la pieza de fs. 457/458 vta.. la que respondió la actora a fs. 462/463. Median también recursos por los honora­rios regulados, los que serán tratados por la Sala en

conjunto al final del acuerdo.

-

II. La actora se queja de la absolución de Air Express International y el estudio de las constan­cias de la causa revelan, a su juicio, que le asiste razón.

 

     En efecto, la guía hija Nº 2701390 (conf. fs. 34 y 311 y vta.) fue emitida por Air Express Interna­tional Corp. en calidad de transportista, siendo con­signataria en esta ciudad la empresa Elko S.A. A su turno, surge claramente del informe de fs. 264 (emitido por Edcadassa) que la carga amparada por la guía aérea 044-27808454 ingresó "por la Cía. Aerolíneas Argentinas como guía madre y en ca­rácter de consolidado (conf. ejemplar de esta guía madre a fs. 254, en la que figura Air Express Inter­national Corp. como cargadora) con fecha 6-2-89", y "que por expediente que se individualiza la carga se desconsolidó, surgiendo 12 guías hijas, entre éstas la N9 2701390. por un total de diez bultos...."

Consecuentemente, es claro que la hipótesis sub lite versa sobre un transporte contratado con una empresa (en el caso Air Express Inter­national Corp.), que a su vez encomendó el aca­rreo material a una distinta (aquí Aerolíneas Ar­gentinas Soc. del Estado). Es decir que la abso­lución de Air Express International Corp. res­pecto de los daños que aquí se trata constituye un desacierto, porque ella revistió en la opera­ción el carácter de transportista contractual en virtud del documento de fs. 311 y vta. (guía aé­rea que constituye el título legal del contrato de transporte aéreo entre remitente y transporta­dor: arg. arts. 5 y 11 de la Convención de Varsovia de 1929, no modificado por el Protocolo de La Haya de 1955; en el mismo sentido, art. 119, Código Aeronáutico; art. 167 del Código de Co­mercio, para el transporte terrestre y art. 299 de la ley 20.094 para el marítimo). Sintetizando: Air Express International Corp. asumió, como dijo, la calidad de transportista contractual y Aerolíneas Argentinas desempeñó el carácter de transportista de hecho respecto de los consigna­tarios de las guías hijas, toda vez que no ha sido acreditada la existencia de vínculo contractual alguno de Aerolíneas Argentinas con Elko S.A. o con el cargador mencionado en la guía de fs. 311 y vta.

En tales condiciones no pueden caber dudas acerca de la responsabilidad de Air Express In­ternational Corp. -que es solidaria con la que in­cumbe a Aerolíneas Argentinas-, habida cuenta de que asumió por el contrato que documenta la guía de fs. 311 y vta. la obligación de transpor­tar la carga, obligación de la que obviamente no quedó desligada, ni alterada su condición, por la circunstancia de que el acarreo haya sido mate­rialmente ejecutado por una persona distinta (conf. esta Sala, causas 1654 del 3-12-82; 6089 del 14-10-88; 7775/93 del 30-8-94; etc.), relativa­mente a la cual no probó que fuera designado por el cargador o por el consignatario.

Este criterio, que ha adoptado la Sala en los precedentes mencionados para transportes aéreos regidos por la Convención de Varsovia de 1929 y el Protocolo de La Haya de 1955 -cuerpos normativos en los que la situación no se halla prevista especialmente- coincide con la adoptada en el Convenio Complementario de la Conven­ción de Varsovia de 1929. suscripto en Guadalajara (México) en 1961 que, si bien no ha sido ra­tificado por nuestro país, corrobora la herme­néutica que se sostiene la que también se ajusta a lo prescripto en el art. 153 de nuestro Código Aeronáutico (conf. esta Sala, fallos citados), al que cabe recurrir por vía analógica (arg. art. 16, Código Civil) o por considerar que, ante la au­sencia de precepto expreso que rija el punto en la legislación específica, resulta aplicable a tenor de lo que dispone el art. 1209 del Código Civil, ya que es en la República donde se ha operado el incumplimiento de entregar en destino las cosas cargadas en el mismo estado en que se las reci­biera para su transporte (conf. Sala III, causa 3427 del 23-9-85; VIDELA ESCALADA, F., De­recho Aeronáutico, p. 277/278). Es, también, la solución que adopta el art. 163 del Código de Comercio para el transporte terrestre.

Sólo me resta precisar que Aero Expreso In­ternacional S.A. manifestó a fs. 175 vta. haber sido designada por Air Express International Corp. con el objeto de la desconsolidación a las guías aéreas de esta última: que en la solicitud de desconsolidación de fs. 215 Aero Expreso In­ternacional S.A. figura como "agente de transp. aduanero titular del conoc. madre o equivalen­te" y que en el informe del Centro de Despa­chantes de Aduana de fs. 222 se expresa que "los agentes de transporte aduanero que intervienen en los trámites de desconsoldiación de cargas son designados por los transportistas de tales cargas por cuya cuenta y representación ac­túan".

 

    Consecuentemente, y como lo ha fallado la Sala en fecha reciente (causa 7775/93 del 30-8-94), resulta aplicable a la situación de Aero Ex­preso Internacional S.A. -por vía analógica- lo que establece el art. 183 de la ley 20.094, siendo pertinente considerarlo representante judicial y extrajudicial del transportador contractual ante los entes públicos y privados "a todos los efectos y responsabilidades".

Corresponde, pues, revocar la sentencia en este aspecto, disponiendo la condena de Air Ex­press International Corp. -quien responderá so­lidariamente con la otra codemandada- por los perjuicios que en autos se reclama, con costas.

III. Aerolíneas Argentinas Sociedad del Estado y su aseguradora se muestran descontentas "en cuanto al monto de la condena y al mecanismo adoptado por el a quo para su determinación". Al respecto entienden que la condena debió pronun­ciarse por la suma de u$s 15.457,68 o su equivalen­te en moneda de curso legal conforme la paridad existente al momento de satisfacción de aquélla".

Se remite a argumentos formulados con anterio­ridad en casos análogos -reflexión que, obviamen­te, no satisface los requisitos del art. 265, del Códi­go Procesal- y sostiene que el pronunciamiento viola las disposiciones de la ley 23.928 y no se ajusta a la ley 24.283.

a)  Cabe señalar, en primer término, que no se advierte de qué modo puede lesionar la sentencia las normas de la ley 23.928. cuando en ella se man­dó reajustar la suma abonada con motivo del pago subrogatorio hasta el 1-4-91 que es, precisamente, la fecha tope que. para las actualizaciones, contem­pla la ley 23.928.

Sin perjuicio de precisar que el reclamo lo for­muló la actora en moneda nacional y no en divisas.

b)  Respecto de la cuestión vinculada con la ley24.283, se trata éste de un tema no propuesto al Juez de anterior grado, sobre el cual, por consi­guiente, no puede el Tribunal pronunciarse por ahora (arg. art. 277, Código Procesal), sino que -para que sea posible su dilucidación- deberá ser objeto de la debida sustanciación previa en primera instancia, en la etapa de ejecución.

Estimo que es la propia ley. en su único artículo, la que difiere la solución del entuerto precisamente a dicha etapa, al determinar que "la liquidación ju­dicial o extrajudicial no podrá establecer un valor superior al valor real y actual de dicha cosa o bien, o prestación, al momento del pago". Y es sabido que la liquidación constituye un trámite propio de aquel estadio procesal.

IV. Por lo expuesto, propongo revocar la sen­tencia apelada en cuanto absolvió a Air Express In­ternational Corp. y condenarla a pagar -en forma solidaria con Aerolíneas Argentinas- las sumas fija­das en el pronunciamiento; confirmarla en lo que decidió respecto de la cuestión sobre la que versa el Considerando III, sub a) y diferir la resolución de la cuestión vinculada con la ley 24.283 para la eta­pa de ejecución.

Costas de alzada: en el recurso de la actora, a cargo de Air Express International Corp. (art. 68. Código Procesal); en el recurso de Aerolíneas Ar­gentinas y su aseguradora, se posterga la distribu­ción de estos accesorios para el momento en que quede resuelta la gestión señalada en el ap. sub b) con Considerando III.

Es mi voto.

El señor Juez de Cámara doctor Eduardo Vocos Conesa, por razones análogas a las aducidas por la señora Juez de Cámara doctora Marina Mariani de Vidal, votó en el mismo sentido. Con lo que termi­nó el acto. Marina Mariani de Vidal. - Eduardo Vocos Conesa.