"MOLINA, JUAN MARCELO

c/ LESIONES"

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA,

CAUSA 619.XXXVIII DEL 31/10/02

Y DICTAMEN DEL PROCURADOR FISCAL

DEL 11/09/02.

Competencia Federal: las lesiones a bordo de un buque en Mar Territorial.


Competencia. Federal. Lesiones. Pelea entre dos tripulantes de un buque que se en­contraba en mar territorial.

Toda vez que el Estado Nacional ejerce ju­risdicción exclusiva sobre el mar territorial argentino, corresponde a la justicia federal en­tender en la causa en que se investigan las le­siones graves producidas en la pelea protago­nizada por dos tripulantes del buque que se encontraba navegando en esa área.

"De las constancias del sumario instruido por la Subprefectura de Santa Cruz, surge que al momento de producirse el hecho el buque se hallaba navegando en las coordenadas dadas por la latitud 50" 31' sur y la longitud 65" 6' oeste.

"Tal posición corresponde a una distancia de ciento veintitrés millas náuticas de Punta Quilla (según la Carta Náutica Argentina N" 50 del Servicio de Hidrografía Naval y Ley 23.968), es decir, en la zona donde el Estado Nacional ejerce jurisdicción exclusiva sobre el mar territorial argentino entre las tres y las doscientas millas marinas desde la línea de las más bajas mareassegún lo prescriben los arts. de la Ley 17 094 y 2ode la Ley 18.502 (Fallos: 323:462).

"En tal inteligencia, opino que cabe decla­rar la competencia de la justicia federal para continuar con la sustanciación de la causa" (Del dictamen del Procurador Fiscal).


DICTAMEN DEL PROCURADOR

La presente contienda negativa de compe­tencia suscitada entre los titulares del Juzgado Federal N° 1 con asiento en Río Gallegos y del Juzgado de Instrucción N° 2 de la misma ciu­dad, ambos de la Provincia de Santa Cruz, se refiere a la causa donde se investigan las lesio­nes graves producidas en una pelea protagoni­zada por dos tripulantes del buque pesquero de bandera argentina "Ángelus", que se encontra­ba navegando.

El magistrado federal se inhibió para cono­cer en la causa en el entendimiento de que só­lo se suscita la competencia federal cuando el hecho afecta intereses tales como la libre nave­gación y el comercio (fs. 77).

Por su parte, la justicia local rechazó la competencia por considerar que la conducta descripta se habría desarrollado en alta mar, de allí que, en función de lo estipulado en el art. 33, inc. 1º, ap. "a", del Código Procesal Penal de la Nación, correspondería intervenir al fue­ro de excepción (fs. 81).

Devueltas las actuaciones al juzgado de ori­gen, el titular mantuvo su postura y tuvo por trabada la contienda (fs. 83).

Ahora bien, de las constancias del sumario instruido por la Subprefectura de Santa Cruz, surge que al momento de producirse el hecho el buque se hallaba navegando en las coorde­nadas dadas por la latitud 50° 31' sur y la lon­gitud 65° 6' oeste (ver fs. 18/74 y la carátula del sumario).

Tal posición corresponde a una distancia de ciento veintitrés millas náuticas de Punta Qui­lla (según la Carta Náutica Argentina Nº 50 del Servicio de Hidrografía Naval y Ley 23.968), es decir, en la zona donde el Estado Nacional ejerce jurisdicción exclusiva sobre el mar terri­torial argentino —entre las tres y las doscien­tas millas marinas desde la línea de las más ba­jas mareas— según lo prescriben los arts. de la Ley 17.094 y 2o de la Ley 18.502 (Fallos: 323:462).

En tal inteligencia, opino que cabe declarar la competencia de la Justicia Federal para con­tinuar con la sustanciación de la causa.


Buenos Aires, 11 de septiembre de 2002.

Fdo.: Luis Santiago González Warcalde.

Buenos Aires, 31 de octubre de 2002.

Autos y Vistos: Por los fundamentos y con­clusiones del dictamen del señor Procurador Fiscal, a los que cabe remitirse en razón de brevedad, se declara que deberá entender en la causa en la que se originó el presente inciden­te el Juzgado Federal Nº 1 de Río Gallegos, Provincia de Santa Cruz, al que se le remitirá. Hágase saber al Juzgado de Instrucción Nº 2 de la misma ciudad.

Fdo.: Julio S. Nazareno — Eduardo Moliné O'Connor — Augusto César Belluscio — En­rique Santiago Petracchi — Adolfo Roberto Vázquez.